"Eigengrau"

Francisco Varela dijo en una entrevista que “el espacio no está ni adentro ni afuera, está en este movimiento, en este ir agarrándose de lo que no está y lo voy poniendo y después lo voy sacando” El experimento basa sus ideas en el argumento de la oscuridad entendida como medio de transporte o como sistema de comunicación, capaz de configurar lenguajes visuales temporales y en constante transformación, que en contacto con el compromiso de quien interactúa con dicho leguaje perceptivo se genera desde la subjetividad una forma de conocimiento.